viernes, abril 08, 2005

LIGA MEXICANA DE BEISBOL SOCIEDAD . . . ¿NO TAN ANONIMA?


En la edición 2005 del “Quien es Quien” de la Liga Mexicana hay una sección que viene muy, pero muy al principio del libro y que no tiene nombre ni nada que se le parezca pero aparece a modo de Directorio pues allí están todos los 16 equipos de Liga Mexicana con sus respectivos Directores Ejecutivos, Gerentes, Managers, y personal de administración de los clubes. Para quienes gustan leer entre líneas, podrán darse cuenta de algo sencillamente muy curioso que sucede entre los equipos:

Diablos Rojos del México.
Langosteros de Cancun
Rieleros de Aguascalientes y
Vaqueros de la Laguna

Y es que nada mas y nada menos que hay unos datos muy curiosos acerca de la gente que maneja estos equipos y que son:

Diablos Rojos del México. Lic. Roberto Mansur Galán Presidente Ejecutivo

Langosteros de Cancún Pepe Toño Mansur Galán Presidente del Consejo y Lic. Chara Mansur Beltrán Presidente Ejecutivo.

Rieleros de Aguascalientes Lic. Jean Paúl Mansur Galán Presidente Ejecutivo y

Vaqueros de la Laguna Lic. José Antonio (Pepe Toño Jr.) Mansur Galán

Esto es lo declarado oficialmente, pero todos los que estamos inmersos en el mundillo del béisbol sabemos de antemano que el club Guerreros de Oaxaca es la filial, semillero o sucursal (llámele como quiera) de los Diablos Rojos del México. En donde se dice que tanto Roberto Mansur como Harp Helú tienen intereses creado$$$.

En alguna parte leí (de Liga Mexicana) que ninguna persona física o moral, ninguna sociedad o empresa podrá poseer más de un equipo de béisbol de Liga Mexicana. Y esto es con la simple finalidad de evitar suspicacias a la hora de jugar series entre ellos mismos y no influir en el sitio en el standing de cada uno, esto sin contar si se diera el caso de que ambos equipos en caso de que solo fueran dos, llegaran a los play Off’s.

Yo sé, de alguna forma que la familia Mansur ha sido y seguirá siendo apostólicamente defensora del béisbol mexicano, tal como lo fué en sus inicios allá por la naciente década de los 70’s el patriarca de la familia el Sr. Chara Mansur. Esa cultura la heredó al igual que la fortuna personal a los hijos, al igual que el amor y el interés por el béisbol mexicano. En la época aciaga de la ANABE vs. Directivos, la familia Mansur fue uno de los pilares para que el béisbol mexicano se mantuviera a flote, pero. . . . . ahora alguna explicación tendrá necesariamente que dar el Lic. Hütt presidente de Liga Mexicana ante la desfachatez de la familia Mansur de erigirse como manejadora por no decir propietaria no de dos, ni de tres, vamos ni siquiera de cuatro, sino de cinco equipos de Liga Mexicana.

Que si los movimientos de expansión de la temporada 2003 en que Cafeteros se convierte en Rieleros, en que los Broncos de Reynosa se convierten en Tuneros de San Luis, que los Tecos de los 2 Laredos en Potros de Tijuana forzaron esta situación, podría resultar comprensible, pero, vamos hombre, a esos niveles, se manejan los testaferros con objeto de no ventanearse, de no mosquearse, de no delatarse. Pero en fin, la LIGA MEXICANA se ha convertido en ¿Sociedad no tan anónima?